NO ARROJES LAS PILAS A LA BASURA

| 8 diciembre, 2018

Las pilas son terriblemente nocivas para el medio ambiente. Así que no deben ser arrojadas a la basura, pues se debe evitar que toquen el suelo, ya que de hacerlo pueden contaminar las napas de agua.

Las más tóxicas son las pilas tipo botón, es decir, aquellas que se utilizan en los relojes. Por ejemplo, si estas pilas se tiran con la basura y alcanzan las napas de agua, pueden contaminar 600.000 litros del agua que muchas personas beben.

Según los análisis practicados, los componentes de cadmio, mercurio, níquel y zinc, que poseen las pilas, pueden generar células cancerígenas. Estudios de la Unión Europea dan cuenta que una pila que contiene 30% de mercurio puede finalmente contaminar la cantidad de agua que va a consumir una persona durante toda su vida.

Existen varios tipos de pilas, están las de óxido de mercurio que se utilizan para aparatos médicos, partes de computadoras o elementos electrónicos especializados, tienen la particularidad de tener un periodo de duración muy largo, pero su composición es altamente tóxica. Posee 30% de mercurio, una sustancia que en contacto con las personas puede afectar el sistema nervioso central, provocando parálisis, problemas visuales o auditivos.

En el caso de las pilas de botón que usamos para relojes, algunas cámaras fotográficas, entre otros, poseen níquel y cadmio que no tienen proceso de biodegradación. En contacto con el medio ambiente son absorbidas por el suelo y si están cerca de cultivos, la planta absorbe estas sustancias y pasa al animal que lo consume y luego a las personas, es decir, no se biodegrada en la cadena alimenticia.

Las pilas comunes que se usan en los juguetes, para las radios o linternas, están compuestas de carbón y zinc. Este último es un componente altamente tóxico para la salud y tiene un mecanismo de bioacumulación es decir, si es arrojado al campo va a penetrar al suelo incluso hasta llegar a las aguas subterráneas que muchas poblaciones van a consumir.

Por ello, al momento de acabarse la vida de una pila se debe desechar de una manera sencilla, lo más práctico es colocar las pilas usadas en botellas de plástico con tapa y llevarlas a los centros de acopio de pilas. Lo que nunca debe hacerse es desecharla junto con la basura doméstica.

Recuerden las pilas no son biodegradables, y pueden demorar hasta 1.000 años en descomponerse. En casa, no mezcle las pilas usadas con los desechos domésticos y nunca las deje al alcance de los niños.

Seamos agentes multiplicadores de la importancia de cuidar el ambiente, que es responsabilidad de todos.

Tags:

Categoria: SALUD, SOCIEDAD

About the Author ()

Comments are closed.