KIM KARDASHIAN INDIGNA A LOS JAPONESES CON SU NUEVA COLECCIÓN DE FAJAS «KIMONO»

| 29 junio, 2019 | Reply

De “culturalmente insensible” e “irrespetuosa” ha sido catalogada la línea de ropa interior lanzada por Kim Kardashian West, en otro acontecimiento del mundo de la moda que vuelve a poner sobre la mesa el debate sobre la apropiación cultural.

Esta vez no se trata del producto en cuestión, sino del nombre que escogió la socialité para bautizar su nueva y más inclusiva marca de fajas: “Kimono”.

La estrella del reality dio a conocer esta semana las primeras imágenes de la colección en las redes sociales, donde se mostró a sí misma junto a otras modelos luciendo las nuevas prendas, que vienen en varios tonos de piel.

«Finalmente, puedo compartir con ustedes este proyecto que he estado desarrollando durante el último año. Esto me ha apasionado por 15 años. Kimono es mi visión sobre las fajas y las soluciones para mujeres que trabajan», escribió en Twitter.

Por su parte, el sitio web que lanzó la gama afirma que Kimono es la “culminación de la experiencia personal de Kim con prendas modeladoras y se alimenta de su pasión por crear soluciones verdaderamente técnicas y altamente consideradas para todos los cuerpos”.

“Ya sea el deseo de mejorar, suavizar, levantar o esculpir, Kimono ofrece opciones superiores para todas las formas y tonos», destaca la página.

Esta colección cuenta con sostenes sin costuras, prendas de una sola pieza, ropa interior de talle alto y un par algo innovador de pantalones cortos de una sola pierna, aparentemente diseñados para usar debajo de las faldas o vestidos abiertos hasta el muslo.

Críticas de la comunidad japonesa

La reacción a la nueva marca ha estado lejos de ser positiva, especialmente entre la comunidad japonesa alrededor del mundo. No son pocos los usuarios que han expresado su descontento utilizando el hashtag #KimOhNo en las redes sociales.

Kardashian parece haber registrado legalmente la palabra “kimono”, según recoge el sitio web Business Insider, que realizó una búsqueda en la base de datos en línea de la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos y reveló que Kimono Intimates Inc. solicitó registrar una versión tipográfica específica de la palabra.

Pero el término en sí surgió en el período Hakuhō (645-710), en Japón, cuando se creó un vestido de varias capas hasta el tobillo, con mangas largas y anchas y escote de pico. Sin botones, la prenda se ata a la izquierda y se asegura en la cintura con una banda ancha llamada Obi.

«Los kimonos son una parte importante de nuestra cultura: para mí y mi familia, los hemos usado para celebrar la salud y el crecimiento, los compromisos y los matrimonios, los funerales. Se transmiten de generación en generación y son apreciados. Para otros japoneses, es parte de su atuendo cotidiano”, dijo a CNN Yuka Ohishi, residente de San Francisco, después de que uno de sus tuits sobre la línea de Kim Kardashian obtuviera gran popularidad.

Ohishi coincide con la opinión de muchos japoneses o descendientes de japoneses en EEUU: la línea de Kim “no está inspirada en el kimono japonés y no respeta”. «Me pone furiosa pensar que la marca solo toma el nombre, trata de registrarlo y lo usa para vender algo completamente irrelevante».

Conociendo la pasión de las hermanas Kardashian por los juegos de palabras y los nombres que comiencen por K (para nombrar a sus hijos y a sus productos), a Kim debió parecerle buena idea bautizar una línea que comience con su nombre.

Según recoge la BBC, la esposa de Kanye West y madre de cuatro hijos también registró las marcas de «Kimono Body», «Kimono Intimates» y «Kimono World». «Tantas veces no pude encontrar un color como el tono de mi piel, que necesitábamos una solución», escribió Kardashian en Twitter.

Yasuno Yoshizawa, una «consultora de cultura cruzada» japonesa radicada en California también tuiteó: «Me siento muy triste porque el nombre (…) Kimono es una vestimenta tradicional japonesa y estamos muy orgullosos de su historia y cultura. Lo siento, pero creo la elección de este nombre es simplemente de ignorantes”.

Una internauta, Misako Oi, escribió junto a una foto del día de su boda: «Este es el kimono que usé en mi boda. Me gustaría que Kim se imaginara cómo se sentiría si alguien tratara sus vestidos de boda, de graduación o de bautismo como lencería”.

«Wow Kim Kardashian ¡Gracias por la carnicería de la cultura japonesa! Mi cultura no es un juguete tuyo. No tienes ningún respeto por nadie que no sea de tu familia ¿cierto? En los 15 años de desarrollo de este proyecto, ¿no encontraste ningún asesor cultural?”, lamentó por su parte la usuaria Ksumi en Twitter.

Una experta en kimonos, citada por la BBC, señala que es irónico que la prenda japonesa sea precisamente lo contrario de una vestimenta ajustada que marca las curvas de la mujer.

«La estética del kimono es elegante y sutil. No revela ni marca la figura. Se envuelve para que la mujer no quede expuesta», dijo al respecto la profesora Sheila Cliffe, de la Universidad de mujeres Jumonji.

«Si se convierte en un sostén y se lo llama sari, eso va a molestar a muchos. Muestra una falta de respeto extrema. (El kimono) es una expresión de la identidad japonesa.

Esa palabra no puede pertenecer a Kim Kardashian».

Fuente: Yahoo Noticias

Tags:

Categoria: CULTURA, DESTACADOS, ESPECTACULOS, INTERNACIONAL, SOCIEDAD

About the Author ()

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.